Mercado laboral en Colombia: cantidad y calidad

Una de las preguntas que pueden hacerse los colombianos es ¿por qué a pesar de que la actividad económica marcha a buen ritmo, la tasa de desempleo no se reduce a una velocidad similar? Este artículo examina la evolución del empleo desde la perspectiva cuantitativa y cualitativa.

Mercado laboral en Colombia: cantidad y calidad

Camila Quevedo Vega

Economista Macroeconomía Colombia

María Valentina Ramírez Montoya

Economista Macroeconomía Internacional

 

¿Por qué el desempleo tarda en caer?

Al examinar la evolución de la desocupación frente al crecimiento de la producción industrial y las ventas minoristas, se encuentra quedesde 2007existe una relación estrechaentre las tres variables.Así, cuando la actividad empezó a caer la población desocupada comenzó a crecer y una vez se reactivó, a principios de 2010, los desocupados redujeron su ritmo de expansión (Gráfico 1).

Gráfico 1. Población desocupada vs. Producción industrial y comercio minorista

Fuente: Grupo Bancolombia - DANE.

Sin embargo, un crecimiento de la actividad no se traduce instantáneamente en una caída del desempleo. Las razones van desde barreras de movilidad, es decir, que es difícil que personas que hoy se dedican a una actividad mañana puedan ubicarse en otra; hasta factores regulatorios que hacen de la contratación formal onerosa.

Otra forma de analizarlo es examinar la población que compone el mercado laboral, o población en edad de trabajar (PET) queasciende a 16.3 millones de personas a nivel urbano. Esta categoría se subdivide en individuos activoso inactivos, económicamente hablando. Una persona se considera inactiva, cuando durante el periodo de referencia no participó en la actividad económica porque no lo necesitaba, no podía o no estaba interesada. Entre tanto, es activa cuando está vinculada a una actividad económica o se encuentra buscando empleo.

Las cifras del DANE indican que los inactivos urbanostotalizan5.6 millones de personas, 42% de ellos son estudiantes y 38% se dedican al hogar. Este es un grupo cuya movilidad genera presiones de oferta en el mercado laboral. Un incremento de las presiones suele producirse cuando se agrava la situación económica del país y los demás miembros del hogar deben buscar empleo (efecto renta).

Al examinar la dinámica reciente de los inactivos, se encuentra que este grupo creció durante los años de recuperación económica y su caída más fuerte se produjo entre 2008-2009, cuando se generaron fuertes presiones de oferta sobre el mercado laboral. Este hecho, sumado al aumento neto en la población desocupada, se tradujo en que la generación de empleo no se haya reflejado en una dramática caída en la tasa de desempleo (Tabla 1).

Tabla 1: Variación absoluta de ocupados, desocupados e inactivos y situación de la PEA en mayo (Miles)

Fuente: Grupo Bancolombia - DANE.13 áreas.

La caída en los inactivoses aguda en Bogotá,Ibagué, Pereira, Cúcuta yBarranquilla. En Pereira,la reducciónde los inactivosen los últimos 3 años ha generado fuertes presiones de oferta sobre el mercado laboral,al disparar la tasa de desempleo incluso hasta un alarmante 21.3% en mayo de 2009. Algo diferente sucede en Barranquilla y Bogotá, en donde a pesar de que los inactivos se están reduciendo,han logrado llegar a tasas de desempleo de un dígito,porque la creación de empleo ha sido tal, que ha logrado absorber la nueva población que entra a buscar trabajo. Estas dos ciudades concentran el 74% de la generación de empleo en 2011, por lo que es de esperar que se produzcan nuevas caídas en los inactivos, ya que, es allí donde la probabilidad de obtener empleo es mayor(Tabla 2 y 3).

Tabla 2: Inactivos YoY Urbano y por ciudades

Tabla 3 Tasa de desempleo urbana

Fuente: Grupo Bancolombia - DANE.

¿Cómo es la calidad del empleo?

Ante el incremento de la ocupación, es importante establecer qué tan bueno es el empleo generado. El DANE considera como ocupados a quienes en un periodo de referencia: ejercieron una actividad en la producción de bienes y servicios de por lo menos una hora remunerada a la semana; los trabajadores familiares sin remuneración y trabajadores familiares sin remuneración en empresas o negocios de otros hogares, que laboraron por lo menos 1 hora a la semana; y las que no trabajaron en la semana de referencia, pero tenían un empleo o trabajo (estaban vinculadas a un proceso de producción cualquiera). Además los policías bachilleres y guardas penitenciarios bachilleres que regresan en las noches a sus hogares.

Esta amplia definición incorpora categorías en las que la calidad del empleo está en entredicho. Por consiguiente, más allá de analizar la cantidad de empleos generados, es importante establecer la composición del personal ocupado. Para tal fin podría examinarse el comportamiento de la fuerza laboral ocupada según si se encuentra asalariada o no. En el primer grupo figuran los empleados particulares, del Gobierno y domésticos. El segundo grupo está compuesto por trabajadores por cuenta propia, patrones o empleadores, trabajador familiar sin remuneración, trabajador sin remuneración en negocios de un tercero, jornalero o peón y otros.

Al examinar la dinámica de la población no asalariada y su relación con el personal ocupado, se encuentra que en la actualidad, por cada 10 ocupados cerca de 5 son trabajadores no asalariados, participación que se ha venido incrementando desde 2007 y ha permanecido estable en niveles relativamente altos (Gráfico 2). En este grupo, los trabajadores por cuenta propia representan 8 de cada 10 no asalariados, es decir, el grueso de la población no asalariada no es precisamente patrón o empleador.

Gráfico 2 Relación entre no asalariados y ocupados y cuenta propia a no asalariados

Fuente: Grupo Bancolombia con datos DANE. Datos trimestre móvil.

En Montería, Bucaramanga, Cartagena, Barranquilla, Villavicencio Pasto, Ibagué y Cúcuta hay un mayor número de no asalariados por cada 10 ocupados que en el promedio urbano. Ello se debe a la alta concentración en actividades cuya contratación formal es menor, como es el caso del comercio. En contraste, en Manizales, Medellín y Bogotá, la generación de empleo está concentrada en sectores como energía y gas, industria y servicios financieros, actividades donde la vinculación asalariada es típica.

Tabla 4 Relación entre asalariados y ocupados, no asalariados y ocupados y cuenta propia y no asalariados por ciudades

Fuente: Grupo Bancolombia con datos DANE.

Otra forma de medir la calidad es a través del subempleo. El DANE define como subempleado aquel empleo que no es satisfactorio, bien sea por insuficiencia horaria o por ser inadecuado en cuestión de ingresos y/o competencias para el cargo. En los últimos meses se ha visto un incremento generalizado del subempleo a nivel nacional. Lo preocupante es que en 2007 sólo una ciudad reportaba incrementos en los subempleados, mientras que en la actualidad 8 de las 13 áreas han evidenciado aumentos en el subempleo (Tabla 6).

Los subempleados están concentrados en las grandes ciudades, justamente en donde las presiones de oferta por el descenso de los inactivos son mayores, lo que sugiere que buena parte del retorno de los inactivos al mercado laboral se produce por la vía de un empleo de peor calidad.

Tabla 6. Variación Subempleados objetivos Acumulado 12 meses (Miles de personas)

Fuente: Grupo Bancolombia - DANE. Números negativos en verde porque una disminución en el subempleo es positiva.

Pasar de tener una tasa de ocupación informal del 44% al 25% sugiere profundos desafíos. Se deben generar estrategias que conduzcan a reducir la concentración de empleo no asalariado en el comercio informal, y apuntalen a dinamizar actividades cuyaestructura de producción esté concentrada en el factor trabajo. Así como también garantizar una reducción de la deserción escolar en los niveles de educación técnica y universitaria, ya que la baja calidad del empleo está asociada a que el mercado laboral absorbe cada vez personal más calificado.


DANE, Ficha Metodológica. Gran Encuesta Integrada de Hogares. Junio 2006.

 

ASOCAJAS - Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar
Tel. +571 323 27 65 - Fax. +571 340 59 24 - Calle 39 No. 19 -29 La Soledad - Bogotá - Colombia

ciedes     super subsidio     codess     ciess        seguridad social para todos     ciss

platinoweb